¿Por qué debemos tener un/a amante?

Mi intención no es crear controversia, ni mucho menos abrir un canal de polémicas conversaciones que nos lleven a ofendernos, pero si bien sabemos la felicidad nunca es completa, siempre habrá una razón para llevar a cabo alguna acción, y es que si no es porque como los hombres suelen decir -busco en la calle lo que no me dan en mi casa-, pues así opinamos muchas, y es que los hombre a veces se tornan cansones, hostigantes, ladillas y hasta maltratadores, se creen los más poderosos porque tienen el ego elevado al 100%, ellos son los machos dominantes, los que ponen cuernos andantes, entonces, es allí donde factores más evidentes como la soledad, la falta de una buena caricia, un beso apasionante o un buen sexo lleno de lujuria juega un papel sumamente importante para que nosotras o ellos comiencen a observar lo que Dios con su hermosa sabiduría colocó en el resto del espacio terrenal, y es que nos comenzamos a deleitar con ciertos estereotipos de hombres y/o mujeres que se verían bien dándole rienda suelta a nuestras perversiones.

 

Entonces, aquí las preguntas frecuentes ¿Por qué debemos tener un/a amante?, ¿Será buena idea?, ¿Si él/ella lo hace, porque yo no?, ¿Y si se entera?, dejémonos de chingaderas, aquí más de uno/a lo habrá hecho sin si quiera haberse preguntado esto. Bueno, lo cierto es que nosotras, somos más precavidas y sí nos da temor darle un poco de locura a tanta cordura, nos da temor quedar como la malvada, perversa, la que cometió el delicioso delito con premeditación y alevosía, sí, a pesar de nuestra inteligencia y astucia sabemos salir muchas veces sanas y salvas de semejantes travesuras.

 

 En respuesta a las dudas, preguntas, acertijos y dadas ciertas circunstancias, la respuesta a todo lo anterior es un ¡Sí!, contundente y es que muchas sabemos que un poco de diversión a la situación no le hace daño a nadie, tal cual como ellos sabiendo hacer las cosas, tomando en cuenta que, es que ellos a veces se pasan, dejan más evidencias que un vulgar ladrón, nosotras somos más destacadas, sublimes y delicadas a la hora de mentir, nos aprendemos una mentira de memoria, esto no quiere decir que todas seamos así pero carajos, la vida debe ser un relajo cuando todo el mundo anda llevando los cuernos a todos lados.

 

Debemos tener un amante porque, necesitamos alguien que principalmente nos guarde el secreto o muchos secretos, porque necesitamos ser amadas, admiradas, acariciadas, no es un comodín ojo, nunca tengas a un/a amante como una opción andante, es tu amiga, tu confidente, con él/ella todo puede ser evidente, no hay límites en el placer, a ver tampoco digo que te vas a coger a cualquiera, deben cumplir ciertos requisitos que una misma se impone.

 

Dígame si es casada (risas), vives la adrenalina a millón. Que rica tentación. Tener un amante por venganza, nunca es buena idea porque, si bien sabemos en este sentido alguien puede salir muy lastimado, no digo tampoco que no se pueda pero debemos ser precavidos. Nadie tiene porqué enterarse, sabiendo hacer bien las cosas. Bueno mis queridos Demonios disfruten del placer de la vida, debemos vivir a plenitud con responsabilidad y seguridad. Exploren y déjense explorar, somos sólo piel que un día envejecerá. Hagan las cosas sin tanto arrepentimiento.

 

Estamos hechos de perversiones. PD: By Happy!

 

Las alucinaciones después del sexo y otros extraños efectos del coito
Sexo durante el embarazo: ¿hay algún riesgo o son todo beneficios?
Lolita, de Vladimir Nabokov
El sentido del erotismo
Dispaurenia femenina, el dolor sexual que debes conocer
Cinco razones científicas para tener sexo en diciembre
Ser sumisa, la fantasía sexual que algunas mujeres desean pero no lo dicen ​
Top 5: Los fetiches sexuales más comunes
Conmemoran el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA




Colaboradores
Angel´s Ahumada
Guadalupe Aguilar 
Mafe
Mis publicaciones más recientes:
Las alucinaciones después del sexo...
Más allá del regocijo físico y mental, en ocasiones el cuerpo puede experimentar algunas sensaciones mucho me ...
Sexo durante el embarazo: ¿hay alg...
Durante mucho tiempo, las relaciones sexuales durante el embarazo fueron consideradas una práctica de riesgo, capaz de prod ...
Quiero sexo porque…
La vida es bella, de espalda, de frente, de lado, sentados, de rodillas, en la cama, en el sofá, en el suelo, en la cocina, ...
Copyright José María Pumarino. Politicas de
Privacidad. Diseño y desarrollo:
Inicio  |  Tienda  |  Un Mundo Raro  |  Galería  |  Prensa  |  Otros Demonios  |  TV
Contacto  |  Síguenos en: Facebook  |  Twitter