Quiero sexo porque…

La vida es bella, de espalda, de frente, de lado, sentados, de rodillas, en la cama, en el sofá, en el suelo, en la cocina, en la ducha, en la mesa, en el carro, en la oficina, viendo la tele, escuchando música… Porque cualquiera de esos lugares se presta para tener el momento perfecto, y es que yo quiero ese tipo de sexo.

 

El que das antes de levantarte, apasionante, orgásmico, intenso, con todas las energías en reposo, activas para el momento, caricias llenas de placer, que encienden el fuego de una vez, besos ardientes, mordiscos complacientes… Es que sin duda el sexo por las mañanas te hace levantarte con energía y ganas de ir a trabajar.

 

Si ya están listos para ir al trabajo nada más delicioso que estando en la cocina te levanten la falda y te cojan apoyándote al fregadero ¡Oh que placentero!, de seguro no irán estresados al trabajo, un poco de azúcar por aquí y de sal por allá… Te penetran sin ninguna dificultad.

 

En la oficina, esto sí que suena bien. Para liberar estrés pues, (risas, muchas), para que las cuentas te salgan bien, los documentos mejor redactados y las reuniones son un éxito.

 

De regreso a casa, en el carro, que rico; en el asiento del conductor sobre el volante, que apasionante; en el asiento trasero, excitante, momentos de gloria.

 

Al llegar a la casa en la ducha, un sexo oral que te relaje hasta las uñas, que te cojan sin control; es que el sexo no es un delito, si no en este instante hubiesen millones de personas detenidas, por coger, (risas).

 

Yo, quiero sexo porque mi cuerpo lo pide, la mente lo imagina y el alma lo desea. Hay momentos valiosos en la vida, pero créanme, el acto sexual es el más delicioso de todos, luego del chocolate cabe destacar (risas).

 

Mis queridos perversos dejen de leer por un rato y vayan a tener un rico sexo oral y unos orgasmos de gloria, disfruten de los besos, las caricias… Esas que dejan una huella imborrable en nuestros cuerpos.

 

Felices orgasmos... Bye!!!

 

Las alucinaciones después del sexo y otros extraños efectos del coito
Sexo durante el embarazo: ¿hay algún riesgo o son todo beneficios?
Lolita, de Vladimir Nabokov
El sentido del erotismo
Dispaurenia femenina, el dolor sexual que debes conocer
Cinco razones científicas para tener sexo en diciembre
Ser sumisa, la fantasía sexual que algunas mujeres desean pero no lo dicen ​
Top 5: Los fetiches sexuales más comunes
Conmemoran el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA




Colaboradores
Angel´s Ahumada
Guadalupe Aguilar 
Mafe
Mis publicaciones más recientes:
Las alucinaciones después del sexo...
Más allá del regocijo físico y mental, en ocasiones el cuerpo puede experimentar algunas sensaciones mucho me ...
Sexo durante el embarazo: ¿hay alg...
Durante mucho tiempo, las relaciones sexuales durante el embarazo fueron consideradas una práctica de riesgo, capaz de prod ...
Quiero sexo porque…
La vida es bella, de espalda, de frente, de lado, sentados, de rodillas, en la cama, en el sofá, en el suelo, en la cocina, ...
Copyright José María Pumarino. Politicas de
Privacidad. Diseño y desarrollo:
Inicio  |  Tienda  |  Un Mundo Raro  |  Galería  |  Prensa  |  Otros Demonios  |  TV
Contacto  |  Síguenos en: Facebook  |  Twitter